Les compartimos con agrado algunas cuantas imagenes que pudimos captar
el dia sabado 19 de Septiembre de 2009 en el Glen Helen Park, cerca de San
Bernardino, en California, Estados Unidos.
Este parque ofrece un espacio extraordinario para la organizacion de eventos Pitbuleros, por su
amplitud y cercania con varios condados de la zona conocida como Greater Los Angeles.
Precisamente fue este el escenario elegido para la realizacion del evento llamado "Cierre de
Verano".
La fecha coincidio "misteriosamente" con un viaje que por otros motivos tuve que hacer a esas
tierras, asi que simplemente fue imposible no intentar y hacer el esfuerzo para poder asistir.
Antes del dia del evento, caminando por algunas calles Angelinas, me encontre con algunos
ejemplares en sus actividades cotidianas.
Ademas pude percatarme que la gente en general, al encontrarselos, los saludaba con actitud muy
positiva...nada de fobias, discriminacion o que fuesen mal vistos.
En otra ocasion, encontre a estos dos ejemplares en plena calle. Escenas particularmente
agradables. El primer caso, con el Pitbull atado fuera de la tienda, con su "halter", esperando con
resignacion, pero atento, la salida de su propietario despues de realizar alguna compra.
El otro caso, un ejemplo mas de vidas compartidas. La solidaridad en su maxima expresion!
Una helada tarde con vientos importantes no vencieron la necesidad de recurrir a la caridad para
terminar con las "visiones de hamburguesas" que alguno de los dos sufria persistentemente!
Para llegar al lugar del evento, desde donde me encontraba alojado, hubo que atravesar
practicamente toda la zona metropolitana de Los Angeles.
Desde la costa, hasta San Bernardino practicamente.
El trayecto tomo poco mas de una hora y media, el trafico muy pesado...pero estabamos seguros
que valdria la pena.
En la entrada del parque encontramos un grupo de gente y varias camionetas. Supusimos que
ese era el lugar...pero al acercarnos notamos que no habia un solo perro, asi que hubo que
adentrarnos mas en el parque...despues de un trecho importante, ubicamos de inmediato el
Territorio Pitbulero!!
Era poco mas tarde del mediodia, el calor a plomo, sin embargo, practicamente todos los
asistentes llevaban sus carpas, agua en abundancia y a sus perros en jaulas, para evitar tenerlos
permanentemente bajo la inclemencia del sol.
La convivencia en el hogar, en donde estos ejemplares son verdaderamente miembros de la
familia, nos dejan ver Pitbulls que son tratados con respeto y responsabilidad.
La actitud descontrolada, la agresividad y la displicencia no tuvieron cabida en lo absoluto.
Ni en los perros, ni en sus propietarios.